En breve, la mayoría de las aplicaciones en el mercado se centra en la enseñanza de palabras y locuciones, mientras que el LingoDeer se centra en la construcción de frases.


¿Por qué no se puede aprender un nuevo idioma con sólo un buen diccionario o traductor de Google? Porque un idioma es un sistema complejo, intrincado y gigantesco compuesto por varios componentes que se refieren unos a otros. El alfabeto, las palabras, la gramática y las locuciones no son elementos autónomos.


LingoDeer tiene como objetivo enseñar a los principiantes el sistema gramatical de un idioma, desde las estructuras simples de SVO (sujeto-verbo-objeto) hasta las más avanzadas que incluyen más oraciones subordinadas y tiempos verbales.


Todas las lecciones en LingoDeer fueron creadas por profesores reales. Nuestros profesores deciden cómo y cuando una nueva estructura de frase debe ser enseñada y evaluada. Además, todas las unidades se acompañan con explicaciones gramaticales que son resumidas y simplificadas por traductores bilingües o multilingües. Esto garantiza que los usuarios de LingoDeer se enseñan, y no sólo acumulando aleatoriamente las palabras.


Por lo tanto, los cursos en LingoDeer se construyen sobre la base del sistema gramatical de los idiomas, y se dedican a los principiantes. Todos los contenidos son grabados por hablantes nativos.


Por supuesto, es difícil sentirse motivado si todas las lecciones se concentran en la gramática, tales como "preposiciones de localización" o "conjunciones". Por eso, colocamos algunas unidades de tópico, "deporte", "hacer compras" y tal.